En que consiste un spa erotico

En que consiste un spa erotico

spa erotico df

Sabemos que dentro del spa erotico df existen diferentes servicios y hay algunos que es conveniente que sepamos cada uno de ello, y de sus diferencias para cumplir nuestras necesidades.

Dos de las actividades más recurrentes en este tipo de servicios son los masajes eróticos y el sexo tántrico, pero ¿De que va cada uno? Pues bien, ambos están diseñados para relajar el cuerpo, activar las zonas erógenas  del cuerpo y en permitir que el cuerpo experimente placer sexual por un medio diferente al usado convencionalmente, es decir, las relaciones sexual entre pareja.

¿Qué es y cómo se lleva a cabo un masaje erótico? 

Es un tipo de masaje que tiene como finalidad estimular el cuerpo por medio del tacto. A diferencia del masaje tradicional que busca la relajación por medio del alivio de tensión almacenada en los músculos, este tipo de masajes busca excitar el cuerpo de la pareja por medio de caricias provocativas y presión en los puntos adecuados del cuerpo.

Se puede hacer con ropa provocativa o incluso desnudos, apoyados de música relajante, un ambiente intimo, velas aromáticas o aceites especiales para masajes. Este masaje no tiene limite de tiempo e invita a que la pareja que lo lleva a cabo el masaje pueda conocer las reacciones de su pareja ante cada área que es atendida con las caricias. Puede llegar a hacerse por turnos, o al mismo tiempo.

¿Qué es y como se práctica el sexo tántrico? 

Para las personas que tiene un estilo de vida basado en el tantra, el sexo convencional (es decir aquel que le permite al hombre llegar a la eyaculación) es, en términos simples, un desperdicio de energía. Su forma de concebir el sexo es por medio del intercambio de energía, el cual solo se logra con la correcta atmósfera y con el tiempo necesario para conocer a profundidad a tu pareja. Las caricias suaves, el control de la respiración, la sincronización del ritmo cardíaco son la clave para el intercambio de energía.

Ojo, en el sexo tántrico si existe la penetración y el orgasmo, pero este no es la finalidad de proceso, sino un paso para lograr experimentar sensaciones más placenteras. Este tipo de sexo solo lo pueden llevar a cabo las personas que tienen mucha paciencia y de preferencia solo una vez al mes, para que la acumulación, tensión y liberación sean más gratificantes.

Ahora es momento de que conozcas la forma de adecuar el espacio para que puedas brindar los mejores masajes.

1.- Preparar el ambiente: El lugar es casi tan importante como el masaje en sí, ya que de esta manera permite que la otra persona se pueda relajar, la temperatura ideal es de 25ºC, es decir, un ambiente cálido que permita ir sin ropa pero que no sea sofocante, es necesario pensar en el cuarto donde realizarás el masaje y añade algunos complementos que ayudarán a crear esa atmósfera tan erótica, el incienso es un buen aliado, sobre todo el ámbar, la canela, el clavel, el coco, el musk, la rosa roja o la vainilla: sus perfumes aportan energía y son afrodisíacos.

2.- Movimientos: Es necesario que sepas como son los movimientos ya qus pueden realizar masajes enfocados a cada parte del cuerpo, pero nosotros abogamos por uno bien completo, para ello necesitas que la persona a la que le vayas a realizar el masaje esté desnuda y acostada boca arriba, puedes empezar por la planta de los pies y vamos masajeando de forma circular, mientras la otra persona respira pausada y serenamente, presta atención especial atención a los dedos y presionamos con nuestras yemas mientras realizamos círculos.

3.-Masajes en los genitales: En el caso de que nuestro acompañante tenga vulva, seguiremos con el masaje por todo el pubis y las ingles, acercándonos poco a poco hacia el clítoris y los labios, todo esto con movimientos ondulatorios, vamos acariciando la parte externa de la vulva, centrándonos poco a poco en el clítoris, es importante variar la presión y el ritmo del masaje, ya que si no se hará aburrido y monótono, una vez iniciada la masturbación femenina y cuando veamos que está excitada, introducimos los dedos buscando el punto G, para ello nos ayudamos con la otra mano para seguir estimulando el clítoris.

En el caso del pene, acariciamos las ingles y los testículos con cuidado mientras prestamos atención al miembro. Acariciamos el cuerpo del pene, hacia arriba y hacia abajo realizamos la técnica del exprimidor de naranja, y se trata de situar nuestra mano en la corona del glande y hacer un movimiento de muñeca como si estuviésemos exprimiendo naranjas. A partir de ahí, variamos la intensidad y el ritmo de la masturbación masculina.

Sigue estos consejos para aprovechar este viernes recuerda que a menudo es bueno utilizar un momento de relajación.

About The Author

Eroticos

CONTACTANOS

No esperes mas te estamos esperando, estamos impacientes por conocerte
logo whatsapp

TELÉFONO:

55-60-65-76-44




Call Now Button
WhatsApp Mándanos WhatsApp