Atrévete a romper la rutina diaria

Atrévete a romper la rutina diaria

Spa para ejecutivos DF

La rutina diaria, del hogar al trabajo y del trabajo al hogar, el uso de transporte público saturado, y la pérdida de tiempo que generan estos trayectos puede llegar a convertirse en estrés y tener una vida así no es satisfactorio.

Sin duda trabajar es una obligación que no es posible dejar de lado, y aunque quizá aminorar o cambiar las situaciones que conllevan esta actividad es algo que deberías considerar, a veces no depende mucho de ti, por lo que se convierte en algo complicado e incluso imposible.

Lamentablemente tienes que soportar así, ocho horas o más, por lo menos cinco días a la semana.

Afortunadamente, lo que, sí está en tus manos es atreverte a romper la rutina diaria, aunque sea de vez en cuando; y lo que sí está en nuestras manos es brindarte un momento diferente, lleno de placer y satisfacción.

¿Sabías que las consecuencias de una vida monótona afectan tus pensamientos, tus emociones, tu salud e interrumpe tus experiencias?, lo que puede desarrollar actitudes negativas y perjudicarte significativamente.

De acuerdo con el portal de psicologia-online, el trabajo en exceso puede llegar a provocar: dificultad para relajarse, deficiencia para comunicarse y relacionarse con los demás, desinterés en realizar actividades diferentes al trabajo, pérdida de control sobre el tiempo y los horarios fuera y dentro del trabajo, así como tendencias compulsivas.

Pero, no te alarmes, bien se dice que para todo existe una solución y en Spa para ejecutivos DF estamos para salvarte.

Cada una de nuestras integrantes, son mujeres expertas, en tratarte al nivel de potenciar todos tus sentidos.

Romper la rutina diaria no tiene nada de malo cuando se trata de tu bienestar.

¿Sabías que existen cuatro tipos de hombres adictos al trabajo?

El fuertemente comprometido: es alguien obsesivo y compulsivo, dedica muchas horas al trabajo, siempre se encuentra motivado por los objetivos, es capaz de asumir desafíos; está muy satisfecho con su trabajo y presta poca atención a las personas y a los acontecimientos de su entorno.

El adicto al trabajo compulsivo: es alguien dedicado, obsesivo, e impaciente y lleno de manías. Para el, las actividades sociales y familiares son un enojo y no tienen adecuación entre el puesto que ocupan y las horas que dedican a su trabajo.

El compulsivo no adicto al trabajo: es dedicado y altamente obsesivo. Aunque muestra compromiso, es obsesivo con actividades fuera del trabajo como hobbies.

No adicto al trabajo: es alguien que no busca el logro personal a través del trabajo, se desentiende de esta obligación al término de su horario, su motivación esta fuera de.

 

 

 

 

 

 

About The Author

Eroticos

CONTACTANOS

No esperes mas te estamos esperando, estamos impacientes por conocerte
logo whatsapp

TELÉFONO:

55-60-65-76-44




Call Now Button
WhatsApp Mándanos WhatsApp